sábado, 15 de noviembre de 2008

Soneto a mi Esposa



Por tener a mi lado tu presencia,
afortunado en la vida voy andando,
pues paso a paso en la vida vas dejando,
un dulce aroma que me impregna de tu esencia

Con tu amor alumbrando a mi existencia.
el futuro contigo voy planeando.
El pasado, nuestra historia recordando,
y un presente de armoniosa convivencia

Veo de frente a la vejez sin preocuparme,
pues hay aquí quien acompañe a mi desvelo,
quien está conmigo al despertarme

Tengo quien me acaricie y a quien acariciar el pelo,
quien en su grácil camino ha de llevarme,
tomados de la mano al mismo cielo.

2 comentarios:

Celia Rivera Gutierrez dijo...

¡Que hermoso soneto!
tu esposa ha resibido un gran regalo.

Un abrazo amigo y si se puede dale otro a ella que inspiro tan hermosa letras

Mina dijo...

Que maravillosas letras tan llenas de cariño para esa mujer a la que le dices lo que significa para ti con los sentimientos en la mano y el corazón.
Ella se debe dentir plena por recibir esas letras y palabras de ti.
Besos y mis respetos a tus sentimientos tan grandes como tu corazón.

Los 5 más leidos de la semana