martes, 25 de noviembre de 2008

Mírame



Me ves, y se abre mi horizonte
Encuentro fortuito de miradas
Anhelada colisión visual que busca en tus pupilas mi reflejo
¿Acaso no es suficiente el verte? ¿Sino, también es necesario que me veas?
El miedo a pasar inadvertido, el temor de potencial irrelevancia me derrota.
Quiero verte y que me veas. Quiero mirarte y que me mires,
que sepas que aquí estoy, que no me voy.
Cuando me observes quiero saber que estoy en tu consciente, en tu intelecto.
Quiero que me guardes, sino es por siempre al menos un instante.
Espero esa oportunidad de penetrar por tu retina y que de ser posible al día siguiente pienses cuando me veas, allí está, tal como ayer.

1 comentario:

Celia Rivera Gutierrez dijo...

¡Que belleza!.
Cuando miramos y nos miran es cuando se hace conexión de alma a alma, es eso lo que pides amigo, y es tan grandioso cuando eso sucede, se unen dos energías que expresas muy poéticamente en tus letras. Y si lo puedes hacer en tus letras es que lo has vivido para poderlo plasmar.

Un abrazo grande para tí y si me permites un beso también
Celia

Los 5 más leidos de la semana