lunes, 24 de noviembre de 2008

Amiga Celia

Arquitecta de sueños,
Diseñadora de historias,
Constructora de tramas.
Tejedora de fantasías.

Tienes el don de la palabra escrita
Y en tu mente se forjan universos alternos.

Nos llevas de la mano como niños al interior de tus creaciones.
Nos haces caminar paso por paso a inconcebidas habitaciones.
Rompes los límites de lo creíble para mostrarnos inexplorados caminos.
Juntas incompatibles mundos que ahora nos parecen vecinos.
Combinas realidades de espacios del pasado y sitios del futuro.
Inéditas situaciones tu virtual pluma plasma antes en papel y ahora en disco duro.
Imágenes mentales van uniéndose en tu invención narrada
Vuelves las islas, continentes y los lagos, océanos de imaginación desbordada.

Nos proporcionas alas que nos transportan a sitios de utopía.
Y nos llevas a otros planetas en donde se confunden la noche con el día.

Tu letra es fuego que arde sin quemarnos.
Tus palabras son aves escapando de tus manos
Tus frases son corrientes de río que no ahogan.
Y tus párrafos tsunami y playa que no chocan.

Y después de arribar a la cima del clímax de tu ficción,
Nos sueltas lentamente de tu temporal prisión.

Alimento de almas, amiga tus escritos.
Gracias por compartir tus realidades y tus mitos.



18 de Mayo de 2008

2 comentarios:

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Amigo Gustavo, me has hecho el honor de publicar aquí en tu espacio este hermoso pensamiento, que me has hecho desde que inauguré mi espacio ayudada por tí en su tecnicismo más elemental de su cibernética, que a mí tanto me cuesta entender, gracias a eso, es que tengo un espacio donde mucha gente me visita.
Gracias doblemente por ese gesto maravilloso de tu generosa amistad y respeto a mis letras.
No creo merecer tanto esa atención. Me honra que lo publiques aquí.

Un abrazo amigo de mi corazón

Mina dijo...

Que belleza de letras y muy ciertas, encantador pensamiento.
Felicidades Gustavo, mis respetos para ti y tu gran capacidad de sentimientos.
Besos y que tengas un lindo día

Los 5 más leidos de la semana