miércoles, 5 de noviembre de 2008

Soneto de la Sonrisa



Sutil cual flor de primavera,
con tu gesto la tarde se atavía
de fulgores de sol y de alegría,
que alejarme de ti ya no quisiera.

Si un tesoro muy grande yo tuviera,
gustoso y sin pensarlo cambiaría.
Oro, perlas ni preciosa pedrería
a tu rostro feliz substituyera.

Tu dulce gesto en el alma vas llevando
con quietud y paciencia, así sin prisa,
a tu paso el camino engalanando.

Y tu mueca convertida en poetisa,
las palabras verso a verso van rimando.
Un poema de magia: Tu sonrisa.

1 comentario:

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Con cariño para mi amigo Gustavo una pequeña poesia en honor a su hermoso soneto.

Un abrazo poeta amigo

Un soneto generoso
Da el amor como tesoro
A la dama que engalana
Con su amor rodeando su entorno
Llenándolo de rima hermosa
Con su alma tierna y generosa
El poeta va cantando
El amor que le profesa
Afortunada esa dama
Que de amores le comenta
El corazón abierto del poeta

Los 5 más leidos de la semana