sábado, 8 de noviembre de 2008

Camina





Camina por la vida con la firmeza del camino conocido.

No hay nada más desconocido que lo que no se explora.

A veces pareciera como si las circunstancias no fueran propicias,

pero si estás preparado, avanza.

Quien se detiene antes del fin de la jornada corre el riesgo de no llegar.

Si habrás de descansar, será después de llegar al final.

Mientras caminas, disfruta del panorama.

Nunca llegarás si no caminas.

Si esperas que tu lugar destino llegué a ti, eso no sucederá.

Camina, camina y siempre habrás de llegar.

2 comentarios:

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Siempre denotan tus escritos ese tesón de tu carácter en la vida de un continuo reto y un esfuerzo que es digno de valorar en todo lo que vale.
¿Quien tuviera tu fortaleza?

Amigo admiro tu capacidad de sentir la vida y tu continuo caminar
Un abrazo muy grande para ese amigo muy grande.

Mina dijo...

Caminar, a veces eso mismo me digo Gustavo, camina con paso firme, aunque de pronto tus piernas pierdan fuerza, levantate e inténtalo de nuevo, me encanta esa fuerza de tu camino y las ganas de andar, gracias por transmitirlo.
Besos Gustavo y que tu camino siga como hasta ahora.

Los 5 más leidos de la semana