lunes, 1 de diciembre de 2008

Mujer y guitarra


Magia encerrada en la belleza de ambas
Analogía de formas en mundos distintos
pero que de igual manera
inspiran y despiertan sentimientos dormidos
Quienes fuimos afortunados de aprender a digitar las cuerdas del instrumento
entendemos la afinidad de estos separados universos.
Nada como el amor de una mujer, sea de madre, esposa o amiga,
y nada como el tañer de cuerdas en acompasada melodía.
Elixir hipnotizante de entes femeninas de los que se nutre el alma y el espíritu.
Placer inenarrable el sentirse simultáneamente acompañado sin celo de una y otra.

1 comentario:

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Me encanta la forma como defines la analogía de la mujer y la guitarra, pero creo que existen mujeres que también tocan la guitarra y no tienen que pensar en una mujer al hacerlo.
Pero aun así desde tus ojos masculinos es hermoso lo que dices
Tus letras son bellas y tus conceptos también.
Un abrazo con mucho cariño.
Celia

Los 5 más leidos de la semana